Encontrar un Alojamiento y Trabajo en Londres

Elegir dónde vivir es una de las decisiones más importantes que tendrás que tomar al llegar a Londres, dado que cada barrio y vecindario es único. Antes de tu llegada, considera tu estilo de vida y necesidades. Muchas de esas consideraciones, tendrán que ver con cuánto dinero estés dispuesto a pagar y si viajas solo, con pareja o en familia. Algunas preguntas que deberías hacerte antes de empezar a buscar un alojamiento en Londres son:

  • ¿Quieres vivir en un apartamento, un estudio o en casas compartidas en Londres?
  • ¿Quieres vivir cerca de restaurantes, tiendas, vida nocturna y lugares de ocio?
  • ¿Necesitas vivir cerca de una buena escuela?
  • ¿Necesitas tener cerca un parking o fácil acceso al transporte público?

Hay una fuerte competencia para conseguir un piso en las mejores zonas y, aunque el alquiler es muy caro y su precio no siempre se corresponde con la calidad, pero si piensas tener un trabajo temporal en Londres o solo quieres hacer un curso de inglés en Londres, es la opción más sensata. Las comunidades de extranjeros suelen establecerse en barrios cercanos a las zonas con empleo, distritos de compras y turísticos o cerca de las escuelas de inglés.

Algunos de los barrios con más afluencia de jóvenes profesionales son Bloomsbury, Canary Wharf, Chelsea, la City, Docklands, Marble Arch, el famoso Notting Hill, el Soho, Knightsbridge y South Kensington. Un poco menos céntricas, pero también más económicas, son las áeas de Battersea, Fulham, Islington, Camden, Clapham y Maida Vale.

Las agencias inmobiliarias son un buen lugar para empezar a buscar alojamiento en Londres y puedes encontrar un listado de los agentes acreditados que existen en Londres en nalscheme.co.uk. Por otro lado, muchos propietarios anuncian sus pisos directamente en portales de Internet o en periódicos y revistas locales. La experiencia de primera mano es lo mejor, así que lee consejos y haz preguntas a españoles viviendo en Londres en foros dedicados a ello. Un enlace útial es U my Street, donde puedes encontrar información útil sobre cada barrio, sus precios, tipo de habitantes, criminalidad y mucho más.

La mayoría de contratos requieren un mínimo de 6 meses o un año de duración, con la opción de renovar. Generalmente, te pedirán un mes de alquiler por adelantado, una cuota por los servicios si es a través de un agente y una fianza. Si es posible, ten alguna recomendación de tu jefe, un banco o algún arrendador anterior.

Antes de firmar el contrato, asegúrate de comprobar el inventario de cosas que hay en la casa, comprueba que todos los suministros como agua, luz y gas funcionan correctamente y que todas tus responsabilidades están claramente establecidas con el propietario. Si existe la posibilidad de que dejes el piso antes de los 6 meses, pide que se incluya una clausula que te permita abandonar la vivienda avisando solamente con un mes de antelación.

Ten en cuenta que tendrás que pasar algún tiempo en un alojamiento en Londres provisional mientras buscas tu casa. Mejor que un hotel, considera los hostels, Bed&Breakfasts o propietarios que alquilan habitaciones por noches.